martes, 28 de octubre de 2008

Noche de Hadas

En la penumbra creyó ver una destello de luz muy tenue, como una ráfaga de luz que cruzaba la estancia muy rapidamente..... pensó que era una simple mala pasada de su cansada vista.. que dulcemente agotadora habia resultado esa jornada, llena de tantos momentos que jamas podria olvidar.


¿Como olvidar todo lo ocurrido ? Era imposible hacerlo , la intensidad de lo que habia sentido no lo podria borrar facilmente de su memoria, aun ahora despues de varias horas le parecia estar sintiendo su presencia...


La mañana habia empezado bastante mal, como siempre se levantaba aturdida por culpa de la medicacion para poder dormir, el imsonio se habia apoderado de ella hacia tiempo y no queria abandonarla...


Salió de casa temprano sin apenas ganas ni fuerzas para llevar el dia adelante, pero con una sensacion extraña en su interior como un campo de mariposas revoloteando en su estomago.


Entró en el café donde almorzaba cada mañana, la misma mesa , el mismo pedido, nada cambiaba en su vida ...


Lo vió sentado en la mesa contigua a la suya y al verlo su campo de mariposas creo vida , algo en él llamó su atencion tenia un halo de luz rodeando su cuerpo una luz dorada, suave y calida..

El se giró para mirarla con una dulce sonrisa y ella aun sin saber porque quedó hipnotizada por el brillo de sus ojos al mirarla, unos ojos grises y tiernos y sonrio tambien...

Sin mediar palabra él se levanto de su asiento y se dirigió a ella sin dejar de mirarla , se acercó tendió su mano y la ayudó a levantarse, el roce de su mano en la suya era dulce como un leve roce y al mismo tiempo lo suficientemente fuerte para sentirse segura.

Juntos se dirigieron a la salida, cruzaron la calle y montaron en el coche de él , dirigiendose hacia las afueras de la ciudad .
No lo conocia , no habian cruzado una sola palabra y sin embargo se sentia segura, relajada y sin miedo alguno.

LLegaron a un frondoso bosque de encinas , bajaron del coche y se adentraron en el..

Los rayos del sol se filtraban entre las copas de los arboles creando maravillosas sombras de diferentes colores al contacto con los arbustos y las hojas de los arboles.
Destellos de luz parecian cruzar veloces en cada paso que daban , como si los siguieran en su camino hacia el centro del bosque..

continuará....

3 comentarios:

Rebe dijo...

Espero la continuacion..besitos amiga

Enigma Duende del Sur dijo...

Vine a visitarte y entre a esta leyenda de la luna donde los rayos del sol se filtraban entre las copas de los arboles creando maravillosas sombras de diferentes colores… que hermoso lo que tienes escrito, en verdad tienes muy buen gusto a la hora de escribir, te felicito bella noche de hadas, aspiro y espero tener algún día el placer de leer como tu relato con duende continua...

Sueños de vida dijo...

ya tardas en la cuarta entrega
un besazo